DOÑA PILAR


HOME


SERVICIOS
Laboratorio de Semen

Evaluación de fertlidad en padrillos

Muchas veces realizamos evaluaciones de fertilidad en padrillos que han experimentado problemas reproductivos (baja tasa de preñez u otros) en temporadas anteriores. En otros casos son simplemente chequeos que se realizan previamente al inicio de la temporada reproductiva o por una compra-venta de un padrillo. La evaluación tiene tres componentes.

En primer lugar se realiza la evaluación del comportamiento reproductivo durante la monta y eyaculación. En algunos casos de padrillos nuevos es necesario su entrenamiento para el servicio y la colección de semen mediante una vagina artificial.

La colección del semen para su evaluación se realiza mediante la utilización de un 'phantom' o 'fantasma' para disminuir cualquier riesgo de lesión del padrillo o del operador. El semen eyaculado se analiza en sus características macroscópicas (volumen, color etc) y microscópicas (número de espermatozoides, motilidad total y progresiva, longevidad de la motilidad espermática, morfología espermática, números totales de espermatozoides etc).

Finalmente se realiza la evaluación de los órganos genitales externos y se correlaciona el volumen testicular evaluado mediante ultrasonografía con la producción diaria de espermatozoides (Daily Sperm Output). Esto nos permite estimar el funcionamiento testicular y realizar un pronóstico de la fertilidad del padrillo.

Tratamiento de problemas de fertilidad

Como resultado de la evaluación de la fertilidad de un padrillo puede ocurrir que se diagnostiquen condiciones que requieran de un tratamiento específico o que puedan ser solucionadas total o parcialmente mediante el manejo. Estas condiciones pueden ser muchas, siendo las más frecuentes, problemas de comportamiento frente a una yegua en celo (falta de líbido, indocilidad, agresividad), hemospermia (sangrado durante la eyaculación), baja longevidad de la motilidad espermática, bajo número de espermatozoides normales eyaculados, urospermia (contaminación del eyaculado con orina) etc.

Congelación de semen

En 2009 inauguramos nuestro laboratorio de semen diseñado y equipado de acuerdo al estándar de calidad exigido en los centros más avanzados en Europa y USA.

Para la obtención del semen se utiliza un phantom (yegua artificial) en el cual saltan los padrillos. Este método minimiza los riesgos y accidentes para el padrillo y el operador asociados a la colección de semen. El semen es procesado y acondicionado para su criopreservación (congelación). Se envasa en pajuelas identificadas para cada salto y se congela siguiendo una curva de descenso térmico controlado mediante un sistema computarizado. Una vez congeladas las pajuelas se guardan en nuestro banco de semen a -196C para su posterior utilización.

Congelación de semen de epidídimos en padrillos muertos

En aquellos casos en que un padrillo se muere inesperadamente o debe ser sacrificado por alguna razón humanitaria, existe la posibilidad de congelar aquellos espermatozoides presentes en sus epidídimos. Los testículos deben ser inmediatamente enviados a nuestro laboratorio, envueltos en una bolsa plástica y a temperatura ambiente. No es recomendable refrigerarlos. Los testículos y epidídimos son disecados y los espermatozoides presentes en las colas de los epidídimos son obtenidos y congelados. De esta manera pueden lograrse algunas pocas dosis inseminantes, o disponer de reservas necesarios suficientes para realizar ICSI (Intra-Citoplasmic Sperm Injection)

Envíos de semen refrigerado

El servicio de envíos de semen refrigerado ha funcionado exitosamente desde el año 2004. El semen se obtiene mediante una vagina artificial y se acondiciona con diluyentes para que la longevidad espermática se mantenga a baja temperaturas. El semen se envía en termos diseñados para mantener un descenso controlado de la temperatura. Dependiendo de cada padrillo el semen puede ser utilizado hasta 48 horas más tarde. Este servicio requiere de una buena comunicación con el veterinario que realiza el seguimiento y la inseminación de la yegua de modo de poder garantizar que la inseminación se realizará en un plazo no mayor a 24 horas previas a la ovulación de la yegua.

Entrenamiento para la colección de semen de padrillos nuevos o acostumbrados a la monta natural.

Existen muchos padrillos que nunca han sido utilizados en servicio dirigido. Mucho menos han sido entrenados con una yegua artificial. El acostumbramiento de un animal a trabajar 'a corral' y eyacular en una vagina artificial, saltando en un phantom, puede resultar un verdadero desafío sobre todo en aquellos padrillos acostumbrados a servicio natural, sueltos en el campo.