DOÑA PILAR


HOME


SERVICIOS
Servicios de Transferencia Embrionaria

A) Programa “SOLO HEMBRAS” - Biopsia de Embriones para determinación del sexo

Desde la temporada 2009 estamos trabajando en nuestro laboratorio en el diagnóstico del sexo mediante el análisis de una biopsia tomada del embrión. El primer trabajo de biopsias embrionarias fue realizado en el Centro Doña Pilar en asociación a investigadores de la Universidad de Texas A/M, USA. La técnica consiste en aspirar unas pocas células del trofoblasto mediante la utilización de un micro-manipulador. Estas células son sometidas a un procedimiento de multiplicación de su ADN denominado PCR (Polymerase Chain Reaction), el cual nos permitirá detectar la presencia de marcadores genéticos propios del macho o de la hembra. Durante la temporada 2012/2013 iniciamos la utilización comercial de este servicio como prueba piloto con embriones de clientes que nos acompañaron. Los porcentajes de preñez logrados fue similar con embriones sexados o no sexados. El diagnóstico con PCR evolucionó favorablemente a lo largo de la temporada. Este servicio se ofrecerá en la temporada 2013/2014 para quienes quieran enviar sus embriones para ser sexados y transferidos en Doña Pilar.

B) Programa Comercial de Transferencia Embrionaria

Nuestro programa comercial de Transferencia Embrionaria se inició en el año 1997. Desde entonces se han producido alrededor de 8000 potrillos por esta técnica. En la temporada 2008-2009 este programa alcanzó la producción de 1300 preñeces, cifra record en el mundo. Actualmente nuestra empresa ha modificado su rumbo y ha dejado de concentrarse en la producción industrial de embriones limitando la producción a aproximadamente 300 preñeces anuales. Por el contrario nos hemos concentrado en desarrollar nuevas tecnologías para producir preñeces de yeguas infértiles o subfértiles, preservar embriones por medio de la vitrificación embrionaria y por sobre todo poder ofrecer la tecnología necesaria para el 'sexado' de los embriones.

C) Programa “EMBRIONES VIAJEROS”

El Centro Doña Pilar propone el trabajo 'en equipo' con profesionales veterinarios trabajando en el área de la transferencia embrionaria. Los embriones pueden ser colectados por veterinarios trabajando en el lugar en donde se encuentran las yeguas donantes y luego enviar los embriones a nuestro laboratorio en donde son transferidos a yeguas receptoras sincronizadas. Las yeguas receptoras preñadas se entregan con una preñez garantizada de 60 días. Este programa que funciona desde el año 2011 ya ha producido más de 300 preñeces. El porcentaje de preñez logrado con embriones enviados refrigerados ha sido alrededor del 80-82% y no ha sido diferente de los porcentajes logrados con embriones producidos en Doña Pilar. En la temporada 2012-2013 se produjeron más de 200 preñeces de embriones enviados a nuestro laboratorio que además fueron sexados previamente a su transferencia para la determinación de su sexo.

D) Programa “EMBRIONES VITRIFICADOS”

La conservación de embriones equinos se puede realizar mediante la vitrificación. Los embriones equinos desarrollan una cápsula que impide a los agentes protectores (crioprotectores) penetrar en el embrión. Por esta razón los embriones son actualmente congelables antes de la formación de esta cápsula. Solamente embriones de menos de 270 micrones son buenos candidatos para la vitrificación. En general los embriones de mayor tamaño no resisten el proceso de vitrificación y no sobreviven este el procedimiento. En nuestro laboratorio el porcentaje de preñez logrado con embriones vitrificados de menos de 270 micrones es de aproximadamente del 50%. Recientemente Doña Pilar Embriones ha publicado en asociación con investigadores de Texas A&M un trabajo realizado en el cual hemos logrado vitrificar exitosamente embriones de hasta 600 micrones de diámetro. La técnica consiste en aspirar gran parte del líquido presente en el embrión. Este ha sido el primer trabajo publicado en el tema y los primeros potrillos ya están nacidos en Doña Pilar. La Vitrificación de los Embriones permite mantenerlos a -196C por tiempo indefinido. Esto ofrece muchas aplicaciones y ventajas no solamente desde el punto de vista comercial ya que abre la posibilidad de comercializar nacional e internacionalmente los embriones. Sino también de manejo ya que permite “diferir” la transferencia de los embriones de modo de programar los nacimientos en la mejor época del año.